top of page
Buscar
  • Foto del escritorMaria Elena Matos Martine

¿Puede dolerme la cabeza por tensión muscular?

Si, un músculo contracturado o grupo muscular tenso pueden causar dolor de cabeza, mareos y sensación de taponamiento en los oídos.


Estos dolores los denominamos dolores referidos, y son claves para determinar la musculatura afectada y si estamos en presencia de un dolor miofascial.


¿Porque sucede esto?

El dolor se produce por irritación de zona, debido a la inflamación en la musculatura. Esta inflamación y tensión de la fibra dificulta la circulación sanguínea, favoreciendo la acumulación de sustancias que provocan dolor.





Estas zonas de congestión las llamamos puntos gatillo. Los pacientes suelen llamarles “nudos”, “bultos”, “pelotas” o “huevos” dolorosos a la palpación, pero realmente es inflamación: una congestión local en las fibras y el tejido tisular que provoca la irritación de fibras sensitivas que envían información al sistema nervioso. Si esto no se resuelve, puede desencadenar una respuesta dolorosa más extendida y mantenida en el tiempo.



¿Tiene solución?


Sí, sí que la tiene. Según la historia clínica de cada persona puede ser sencillo o ameritar un poco más de dedicación y la aplicación de otras técnicas.

Como mencioné anteriormente, el problema inicia por un cambio anormal en la tensión de las fibras musculares y la disminución de la circulación en la zona. Si normalizamos la tensión muscular, reeducamos la correcta función del músculo, mejoraremos la circulación y podremos modificar la información que recibe nuestro sistema nervioso.

Es clave identificar qué nos produjo la sobrecarga: un movimiento puntual o algo que solemos hacer a diario, porque esto va a ser determinante para la evolución.

Los incidentes traumáticos aislados pueden activar los puntos gatillo, pero no son responsables de que estos se perpetúen.


Estos son algunos factores que influyen en casos donde el dolor es recurrente:


  • Tensiones mecánicas como asimetrías de los miembros inferiores, mobiliario inadecuado, malas posturas, sobrecarga muscular por movimientos repetidos, largo periodos de inmovilización, falta de fuerza muscular, falta de flexibilidad.

  • Insuficiencias nutricionales. Los niveles “normales” pero bajos de vitaminas B1, B6, B12 y ácido fólico frecuentemente pueden ocasionar que el alivio del tratamiento sea temporal. El déficit de hierro o anemia también agravan los puntos gatillos. En esta misma línea es importante mantener los niveles de calcio y potasio para que los músculos puedan contraerse y relajarse con normalidad.

  • Desarreglos metabólicos y endocrinos: los desajustes a nivel metabólicos pueden influir directamente en el metabolismo muscular.

  • Factores psicológicos como los cuadros de depresión y ansiedad pueden hacer que la recuperación sea un poco más lenta.


Otros factores que pueden hacer que el tratamiento sea más largo son los trastornos del sueño, las radiculopatías, debido a la sensibilización segmentaria y enfermedades viscerales crónicas.


¿Cuáles son los músculos que suelen estar implicados en el dolor de cabeza?

Depende mucho de la zona y las características del dolor. Las zonas de dolor más frecuentes suelen ser:

  • Zona posterior de cabeza: el dolor puede estar causado por los músculos suboccipitales, esplenio del cuello, occipital.

  • Zona lateral de la cabeza: esternocleidomastoideo, trapecio entre otro.

  • Zona de la frente: esternocleidomastoidea, frontal, cigomática mayor.

  • Zona de la mandíbula: el pterigoideo lateral, masetero, esternocleidomastoideo, pterigoideo medial, trapecio.

  • Dolor de dientes: el músculo temporal, masetero, digástrico anterior. Dolor en el cuello, el músculo trapecio.


Podemos ayudarte


En fisiopcion ofrecemos un abordaje fisioterapéutico/osteopático global y diverso, contamos con muchas opciones para el tratamiento exitoso de los puntos gatillo y el dolor miofascial.



Podemos dividirlos en abordajes no invasivos como los masajes, las diferentes técnicas manuales dirigidas a la musculatura implicada, el territorio del dolor referido por el punto gatillo y muy importante el abordaje manual del sistema nervioso mediante estimulación sensitiva y movilizaciones de diferentes estructuras óseas y articulares, siempre basados en una evaluación profunda y entendimiento de tu dolor tendremos la capacidad de aplicar las mejores técnicas. En cuanto a las opciones invasivas contamos con técnicas de punción seca superficial, profundas, neuromodulación, acupuntura, electro-acupuntura entre otras.



¿Tú puedes hacer algo?

Si, de hecho es fundamental. Al principio de este artículo comente que dos de los factores más importantes para que se diera este tipo de dolor y se produjeran los puntos gatillos son los cambios en la tensión de la fibras musculares y la disminución de la circulación porque favorece la inflamación y la congestión en la zona, por lo cual una de las opciones más efectivas es el ejercicio terapéutico. Es una de las herramientas con más evidencia científica en cuanto a disminución del dolor y normalización de las tensiones musculares y lo que es todavía mejor normalizamos la función.



En Fisiopción nos basamos en los principios de Pilates para realizar ejercicio terapéutico, controlando el impacto y teniendo como objetivo la disminución del dolor y la mejora del movimiento funcional de la cintura escapular, hombros, cuellos y cabeza incluyendo la mandíbula.


te sugiero que entre a nuestro instagram @fisiopcion donde podras encontrar videos y rutinas de movimiento para la cabeza, cuello y los hombros. estoy segura que te ayudarán a empezar y ganar movimiento, mejorar el estado de la musculatura y mantener una adecuada circulación en la zona. Debes hacerte consciente del movimiento y de la respiración, coger aire expandiendo las costillas a los lados sin subir hombros y soltar tirando del ombligo hacia dentro.


¡Importante! si tienes alguna patología previa o tienes alguna duda, consulta a un profesional.

en Fisiopcion queremos ayudarte.

Como conclusión, la tensión muscular excesiva puede provocarte dolor de cabeza y otros síntomas en la cabeza, oídos y mandíbula. Contamos con experiencia y muchas opciones terapéuticas efectivas para tratarlo, podemos ayudarte a evitar recaídas mediante prácticas de ejercicio terapéutico, higiene postural mientras tu mantienen una alimentación equilibrada y buenos hábitos de sueño.

No dudes en contactar conmigo para aclarar dudas y si es necesario programar una cita.


Palabras claves: Dolor, dolor de cabeza, masaje, fisioterapia, osteopatía, cervicales, dolor de cuello, dolor en la nuca, suboccipitales, terapia manual, puntos gatillos, dolor miofascial, punción seca, acupuntura, neuromodulación, alivio.




82 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page